En una entrevista con BYC, repasó su trayectoria y mencionó la presentación de su colección P/V 2017/18 en El Club Atlanta en la próxima edición de Designers, el 31 de Agosto.

En calles del corazón de Villa Crespo, entre talleres mecánicos y frente a la cancha de un club de fútbol, la diseñadora Jessica Trosman demuestra que la intuición y lo genuino siempre logran destacarse del resto.

Vestida con una capa negra irregular, Jessica Trosman invitó al equipo de BYC a pasar a Yeite, el café-bar al lado de su local en Humboldt 291, por una puerta corrediza. El lugar parece un garaje reciclado con mosaicos verde inglés que visten la pared detrás de la barra. Pamela Villar es la chef y autora detrás de los platos que ofrece el lugar.

IMG_3064

BYC: Recientemente JT y Absolut trabajaron en conjunto y diseñaste una prenda ¿cómo surge esta fusión?

JT: Llega en un momento en el que estaba lista para eso. Todas las fusiones que se hacen en JT tienen que ser genuinas, no me voy a juntar con algo que no me gusta. No soy de tomar vino, pero sí tomo vodka… y la marca [Absolut], además, privilegia al diseño.  Encontré que teníamos muchos puntos en común: A partir de que mostraron la botella y sus características, me involucré más y eso me inspiró. Me hizo crear a una prenda basada en todas las facetas o caminos de una persona durante la noche y su vida. Está pensada en personas que se identifiquen con ella por ser “canchera” o “de diseño” y además genuina, no solo que piensen en tenerla por la fusión.

BYC: Haz tenido fusiones con otras marcas ¿Cómo fue la experiencia?

JT: A mí me gusta cuando las cosas fluyen. Las alianzas que hice vinieron hacia mí o fueron porque yo las busqué y sólo porque me gustaban. Cuando me junté con Lee fue porque fui a ellos y les dije que me encantaba la marca y que quería desarrollar jeans; era algo más mío que de ellos y se terminó realizando una alianza, que duró un año, y fué fabuloso, y en la actualidad seguimos en contacto. Fue tan válida que actualmente hay una capsula en JT que se llama Jeans. A mí las fusiones me enriquecen un montón.

IMG_3050

BYC: Cuando diseñás algo nuevo, ¿Vas haciendo prenda por prenda o pensás la colección?

JT: Suelo tener una idea en general que encamina al diseño, aunque después termina siendo prenda por prenda. Voy armando conjuntos; las llamo familias. Esta colección fue la familia de El nudo. Esta la familia de los cuadrilles, esta la familia de las corrosiones. Mis familias después se mezclan. No hay un abuso del diseño, de lo textil. Todo es bastante sutil.

La originalidad de su marca la llevó a tener un reconocimiento internacional y a tener más de 30 puntos de venta en el extranjero y hacer énfasis en cuánto eso la enorgullece y da placer. Jessica se encuentra entre 150 mejores diseñadores del globo.

No me interesa otra cosa, soy millonaria del diseño.

BYC: Hablas mucho de NTBU como una experiencia para el cliente ¿Cómo es esa dinámica?

JT: A mí me encanta. Me gusta “la cocina”: estar trabajando en algo y a veces salir a saludar. A veces hasta me pongo a vender. El local consiste en una parte donde están las prendas para comercializar, un atelier vidriado; y otra parte arriba donde están las oficinas, atrás de todo se encuentra el laboratorio textil al que llamamos “fondo textil” donde se producen estampas y desarrollos textiles tanto para la marca como para otras. Al lado, está Yeite que es un bar que continúa esta experiencia.

BYC: Que el cliente te vea diseñar ¿Lleva a interactuar más con él? ¿Te ayuda en el proceso de creación?

JT: Sí, ayuda. Si bien soy mi primer cliente, soy mi propia musa de lo que diseño y me tiene que gustar primero a mí, de repente viene una clienta frecuente en cuyo gusto confío y le digo: “vení , ¿qué opinás de esto?” y me ayuda, me agrega algo de información y termino cambiando la prenda quizás. Eso está bueno. Interactuar con el cliente te alimenta mucho.

IMG_3058

BYC: ¿Cuál es la diferencia de NTBU con las anteriores marcas en las que trabajaste?

JT: Es una experiencia más madura. No queremos ostentar algo que no somos, es más lúdico y no me molesta decir que es experimental. Me gusta lo experimental como de laboratorio y de modo muy intuitivo. Considero que lo mejor que tengo es la intuición. NTBU es sutil, es urbana y es actual. Yo soy de Villa Crespo, este lugar fue mi fábrica y quería mostrar que se puede hacer un negocio en una zona poco comercial, porque está lleno de talleres mecánicos y sin embargo se vende. Personalmente tuve socios que me dieron lugar donde solo me tuve que ocupar de lo mío, que es el diseño, y eso fue un alivio siempre y un cuidado hacia mí muy grande.

Se considera una fiel creyente de que todo debe fluir, que hay que atreverse. El camino a seguir es el correcto si se confía en el producto y diseño que se realiza. Da un ejemplo  de una anécdota que suele contar:

“Rei Kawakubo quería un nombre francés para la firma, entonces abrió una revista señaló al azar y leyó la frase Comme des Garçons”y dijo “qué bien que suena, se va a llamar así”. Y suena bien, porque lo que hizo y hace esta bien, si se hubiese llamado de otra forma iba a funcionar igual”.


Por Claudia Villalba | Ph: Aixa Franzoni

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s