Una investigación reveló que los argentinos consumen 1 kilo de café per cápita anual, del cual el 90% es de origen brasilero.

Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market y asesor del CAME, develó  que el consumo per cápita de café en Argentina equivale a una taza cada dos días. Si bien pensábamos que era más, lo cierto es que el consumo argentino es bajo en comparación con países con climas más fríos como Estados Unidos (3 kg anuales) o Noruega (12 kg anuales).

La historia del café se remonta al siglo XIII en la región de Etiopía, donde se pudo descubrir y reconocer los efectos energizantes de la bebida. De todos modos,  no hay registros de nuestro elixir de los lunes por la mañana hasta 1615,  cuando se introdujo en Europa gracias a los mercados venecianos como “el vino árabe”. Por otro lado, en Latinoamérica el primer viaje de café fue en 1720, logrando la primer cosecha exitosa en 1726. Así, hoy forma parte de nuestra rutina: quién no toma un café en el desayuno, para ponerse al día con alguien o para soportar intensas jornadas de trabajo o estudio.

mark-daynes-35088.jpg

Aunque el coffee on the go es un salvavidas en un día largo e intenso, no hay nada como tomarse el timepo para preparar un café y disfrutarlo (en especial cuando el invierno empieza a asomarse y sabemos que se quedará por un buen tiempo). Acá, el sommelier de café Nicolás Artusi nos brinda tips para poder hacer una pausa y disfrutar de la taza ideal:

  • La temperatura ideal para realizar esta infusión es de 94 – 97 ºC, aunque para poder disfrutar del sabor y aroma del Espresso se sugieren los 67ºC;
  • La medida justa para un Espresso varía entre 5 y 7 gramos de café en 25 mililitros de agua. 
  • No hay nada como el café recién preparado. Una vez frío ya no podremos apreciar el café en su punto máximo de aroma, cuerpo y sabor, y además perderá la crema (llamada incorrectamente espuma).
  • El café debe mantenerse en un lugar seco, preferentemente resguardado de la luz. No se recomienda guardarlo en la heladera ya que es un ambiente muy húmedo para los granos.

También los artefactos para prepararlo evolucionaron para lograr ese café profesional en casa, de una manera sencilla y casi instantánea.

Tipo Prensa Francesa: es una de las cafeteras más sencillas de todas, y además una de las más valoradas, se creó en 1850 y se fue perfeccionando con los años.

Cafetera por goteo: es la más común en las casas de familia, se patentó en 1961 y en la actualidad hay modelos con molinillo de café propio.

Cafetera de cápsulas: revolucionó la industria cafetera en 2006, convirtiéndolas en un objeto de diseño.

#ZOOM

En la vuelta del total denim, la tendencia que no distingue edad o género, Falabella lanzó en exclusiva la Nespresso Pixie Jeans, una máquina para que el café conserve notas de tendencia. Sus pixies están recubiertos de un auténtico denim índigo. La máquina cumple con múltiples funciones. Entre ellas, permite programar el tamaño de la taza para brindar la medida ideal de un café Espresso o Lungo. 

00
Nespresso Pixie Jeans

Además, las enamoradas del café pueden intercambiar los Pixies Clips según el estilo e impronta que quieran darle a su nueva máquina, permitiendo en segundos reinventar y darle un nuevo aspecto.


Por Mar Hernandez Roque

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s