Nueve locaciones -inesperadas- en Buenos Aires fueron elegidas por cada diseñador para presentar su nueva colección AW 2017. En BYC, te contamos las nuevas propuestas de la décimo primera edición de Designers 2017. 

Kostüme dio comienzo a la grilla y -superando imprevistos con la musicalización-, dio a conocer una colección con impronta judoka, pantalones sastreros en lana y prendas oversize y  unisex en una paleta donde predomino el negro con acentos azules y anaranjados. Bubble Studios sumo un desfile más en su historial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Honrar las prendas cotidianas fue la propuesta de Dubié, que mostró su Mundo Ordinario en el clásico Club Shampoo, el dénim como protagonista  combinado con cuero, paño y algodón le dieron carácter a las prendas para lograr looks casuales, desdibujados y modernos.

Alrededor del ombú de la Plaza San Martín de Tours, Evangelina Bomparola se reinventó, entre la risa y el olvido. Usó una paleta en la que predominaron el azul, el verde petróleo y el gris con detalles en bordeauxoff white. Cortes simples en prendas sastreras se neutralizaron con plisados en mangas y botamangas para remarcar el contorno de la silueta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La convivencia entre el día y la noche fue el concepto que utilizó Martín Churba en lo nuevo de Tramando, con una pasarela irregular en la galería de arte Ruth Benzacar, que rompió los esquemas de un desfile lineal y tradicional. Textiles de creación propia, superposición de géneros mostrando vacíos se fusionaron con estampas de la artista Carolina Simonelli.

El Hotel Alvear fue el escenario perfecto para exponer la nueva colección de Dot by Laurencio Adot. La estética Romantica dark fue el disparador de colección que realza la sensualidad de la mujer. Misterio, transparencias, escotes, vestidos ajustados y faldas plisadas contrastaron con bucaneras, botas y camperas metalizadas en tonos de verdes y rosados.

Transparencias y calados dejaron entrever la colección de Giacobbe, quien usó como inspiración la paleta del famoso cuadro “El jardín de las delicias” de El Bosco: marfil, rosa, rojo, verde y negro. El contraste se vio en juegos entre líneas rectas y curvas, faldas amplias e irregulares y flecos y volados la locación para dar a conocer los diseños fue la Colección de Arte de Amalia Lacroze de Fortabat.

Vanguardista y desestructurada, JT homenajeó al barrio que la vio nacer. Su eje central fue la sastrería, y a partir de ella propuso una moda a-género en la cancha de Atlanta. Superposiciones y recortes confeccionaron prendas funcionales y exuberantes junto al dénim como textil fetiche, pero no protagonista; también se apreciaron la seda, la lana y el algodón.

Solapas XL, hombros al descubierto, faldas irregulares y prendas oversize predominaron en De-Sastre, lo nuevo de Juan Hernandez Daels. En sintonía con una locación minimalista en el barrio de Recoleta, la colección presentó líneas puras y elegantes para acompañar a una mujer clásica pero fresca. Engomados, crepes, vinilos metalizados y telas plastificadas fueron los géneros que utilizó el diseñador para confeccionar sus creaciones.

Zitta celebró sus 15 años de trayectoria rindiéndole tributo a las morfologías de los años 30 y 40. Blanco, negro, violeta y colorado se fusionaron con trasparencias, pieles, vinilos y estampas para crear una colección romántica y futurista a la vez.


Mar Hernandez Roque
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s