La moda y la danza española se fusionan para otorgarle intensidad a la nueva colección AW2017 de Benito Fernández. Tras 30 años de trayectoria, nos cuenta sobre sus proyectos y nos muestra su faceta más íntima.

Aires españoles y colores como el rojo y el violeta dan intensidad a Flamenco, la colección AW 2017 de Benito Fernández. En los percheros de su estudio -inundado por su identidad- surgen volados, lunares, caballos y toros. “De las colecciones que he hecho, creo que es la que imprime más fuerte la temática”, comenta el diseñador en una entrevista exclusiva con BYC. El amante del color dijo haber salido de su zona de comfort al incorporar más negro a sus diseños y a otorgarle más carácter al maquillaje y peinado de la campaña para esta temporada. 

Para esta colección necesitaba reinventarme, mover el tablero.

img_0358
La pieza clave de su colección Otoño/Invierno 2017 | Ph: Aixa Franzoni

BYC: Cuando diseñás, ¿Contemplás la moda a nivel nacional, internacional o buscás un balance?

BF: Trato de seguir a la mujer argentina. Ella es la que va guiando mi cabeza y tiene una estética muy particular. Ustedes me van llevando a evolucionar, a salirme de la alta costura al prêt-à-porter y hoy hacer desde cuadernos a sábanas y toallas. Mi identidad es bien latina. No me movilizan las tendencias europeas. 

Este mes, Benito presentó una serie de mochilas, cartucheras y cuadernos que hizo en colaboración con Estrada y Arte. “Me encanta trasladar mi concepto, mi dinámica a productos más masivos, me hacen crecer, rejuvenecerme y acercarme al público”. 

A la hora de trabajar lo acompaña su hija Marina, de 24 años. “Para mí es súper importante, me reinventa”, comenta; y describe un trabajo en equipo complementario en el que él aporta los conceptos y ella los interpreta a través de los dibujos, con herramientas tecnológicas.

Las redes sociales del diseñador alcanzan números potentes y sus diseños aparecen en un sinfín de editoriales, pero considera que fue la televisión la que lo hizo más real y masivo, “más allá de que en la gráfica siempre me apoyaron mucho, lo masivo me lo dio la TV”. Recuerda un programa que hizo con Jorge Ginsburg: “(…) sacó algo en mí, mi personalidad, no era muy televisivo. Él despertó en mí algo divertido que hizo que pueda llegar a todo esto”. 

En 30 años, hizo dos mil vestido de novia. En noviembre, Benito participó del reality show nupcial “Vestido de novia” y “Vestido de novia: el gran día” en Discovery Home & Health con la conducción de la actriz y modelo María del Cerro.

BYC: ¿Cómo es fue experiencia haciendo el reality en Discovery Home & Health?

BF: Me encantó haber hecho el reality en Discovery. Ver las relaciones humanas y lo que genera verse vestida de novia…lo disfruto mucho desde lo social. También trabajar con Mery del Cerro, que es divina. Nos llevamos súper bien. 

Trabajo en equipo: Benito Fernández y su hija Marina en la presentación junto a Arte y Estrada | Ph: Aixa Franzoni
Benito Fernández  y su hija Marina en la presentación de mochilas, cartucheras y cuadernos junto a Arte y a Estrada | Ph: Aixa Franzoni

Con una estantería repleta de un sinnúmero de telas y colores detrás de su escritorio, el diseñador reflexiona sobre la sensibilidad de la industria a cuestiones económicas y políticas: “En otras áreas como el arte o la arquitectura, los hechos tardan años en manifestarse. En la moda, los acontecimientos repercuten más rápido. La economía de un país influye un montón”. Agrega las dimensiones que tiene que tener en cuenta a la hora de abarcar nuevos proyectos: el nivel de consumo, las estrategias económicas y financieras, la posibilidad de exportar, el valor del dólar…”A veces está bueno porque te da una dinámica, pero otras veces te saca de tu centro, que es el diseño”, concluye. 

En diciembre festejó sus 30 años de su trayectoria con la apertura de su tercer local en Nordelta. Recuerda que la moda le gustó desde muy chico pero la pensaba como algo que le gustaba, “como un juego”. 

BYC: ¿Cómo viviste tu elección de ser diseñador?

BF: Antes la carrera no existía. Cuando me di cuenta de que esto podía ser mi profesión, mi estilo de vida y mi forma de expresarme ya estaba en la facultad estudiando Derecho. El cambio lo viví muy naturalmente, no fue que de un día para el otro quise ser diseñador. 

La clave de lo mío fue el trabajo, uno a veces piensa que “tenés que tener la magia”. Lo fundamental es trabajar.

BYC: ¿Qué le recomendarías a los nuevos diseñadores? 

BF: Que trabajen. No hay otra historia. Si uno trabaja las oportunidades aparecen. Soy consciente que estuve en buenos momentos de moda, pero si no hubiese estado trabajando, no me habrían tocado. Yo vestí a la reina Máxima a partir de que su cuñada realizó una llamada a un diseñador para que la vistiera y no la atendieron muy bien. Después llamó a mi atelier y la atendí yo. No fui ni la primera opción, pero estaba ahí trabajando. Me dicen “¿Cómo llegaste a vestir a una reina?” Nada, trabajé y atendí el teléfono como correspondía.

Hace casi quince años que Benito Fernández viste a Máxima Zorroguieta, quien el 23 de diciembre se presentó de imprevisto en el local del amante del color en Nordelta, tras cinco años sin haberse visto. Nada lo condiciona a la hora de diseñar para ella, “(…) yo diseño y ella después ve para qué ocasión lo usa”.

img_0327
Ph: Aixa Franzoni

BYC: ¿Quién es Benito además de diseñador?

BF: Me ha tocado un rol de sacar prejuicios, de ponerle un poco de color y de humor a todo. Soy un padre del color, un amante del color. Le intento poner una energía diferente, cargar una buena energía. Creo que se lee en mi trabajo. 

Siempre, si miro en mi vida -en lo privado y en lo profesional-, tuve que vencer prejuicios.

BF: Benito es un nombre complicado en la escuela, es objeto de burla. Ser disléxico de chico, cuando todo lo hacés mal y nada hacés bien… es difícil salir de ese lugar. También lo es elegir una carrera que no estaba pensada para hombres en su momento. Después en la alta costura, “vestir a alguien joven no”. Hacer remeras para supermercados y que me dijeran “No, si vos haces alta costura”. Ir [los premios] Martín Fierro con Natalia Lobos con un vestido de la colección Etnia, que fue super criticado en la televisión argentina, “¿Cómo vas a ir con pompones a una gala?”. Ser padrino de ASDRA también, con la inserción de personas con síndrome de down en la sociedad. Ahora de grande me doy cuenta de que los caminos que elegí se trataron de eso, de sacar prejuicios.  

img_0309
Cada rincón del estudio refleja la identidad de Benito | Ph: Aixa Franzoni

BYC: ¿Cómo sos en tu privacidad? ¿Qué te gusta hacer?

BF: Nada [risas]. En lo profesional hago un montón de cosas, pero en lo privado soy lo más sedentario que hay. Algún día me voy a retirar y no voy a hacer nada. No me aburro. Me gusta estar solo, me gusta ir a comer solo. A veces no lo hago por la mirada del otro, pero yo soy muy tranquilo porque pude poner todas mis locuras y energías en mi profesión.


 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s