Una sala de espejos, un bosque encantado y las clásicas pasarelas parisinas recibieron a las apuestas más lujosas de grandes diseñadores en la semana de la Alta Costura Primavera/Verano 2017. La modelo Blanca Padilla deslumbró al público y Versace dijo que no, dejando un gran vacío en la grilla.

El mundo del Haute Couture lo dominan los detalles y la fantasía, donde cada diseñador pasa los límites de su creatividad y presenta colecciones de ensueño que luego son protagonistas de alfombras rojas o la nueva adquisición de una clientela exclusiva.

Este año, Versace renunció a la dinámica de la alta costura, anunciando que presentará sólo seis desfiles en el año: “Ocho, contando couture, parece un poco excesivo” comentó Akeroyd -CEO de la marca- a The New York Times, “…y todos sabemos que el modelo está cambiando bastante, así que ¿Por qué no tomar la oportunidad para intentar algo nuevo?” agregó alegando al cambio de estrategia. 

Otra novedad fue la madrileña, elegante y fresca Blanca Padilla, descubierta espontáneamente por Ignacio Aysha en la estación de metro de Plaza España. Conquistó el corazón de grandes marcas como Dior, Giambattista Valli, Armani Prive, Elie Saab y Givenchy, que la tuvieron presente para que desfilara sus mejores diseños.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A continuación, un resumen de seis importantes maisons:

Karl Lagerfeld a través del espejo

Una pasarela oval reflejó -literalmente- la eterna esencia de Chanel: pasteles en tejidos de tweed, conjuntos de faldas midi y chaquetas y los clásicos sombreros. El detalle silver siempre estuvo presente en el calzado, en los accesorios y en los apliques que, a medida que se desarrollaba el desfile, se fue apoderando de los diseños. A estos conjuntos, también acompañó el maquillaje, con destellos plateados. En la pasada final, un cambio de música y un vestido rosa con volados de gran volumen en las mangas y en la falda, quebró la norma general e hizo brillar a  Lily-Rose Deep.

chanel-8

Eterno Armani

“…árboles de mandarina y cielos de mermelada…” dice la canción Lucy in the Sky With Diamonds de Los Beatles. Así, como en un sueño, se sintió la pasarela teñida por luces anaranjadas de Armani Prive SS 2017. Inspirado en el imperio otomano, colores cítricos se amalgamaron en arabescos, géneros ligeros, piedras y plumas para reivindicar la vanguardia del diseñador.

El lejano Oriente de Elie Saab

Un piano y la primer modelo con un peinado peek a boo bajando de una escalera antigua, emanaron aires vintage a la que luego se acoplaron notas electrónicas.  Tonos fríos, diseños en encaje, pedrería y la seda bordada que caracteriza a la maison, dieron lugar a  la fórmula perfecta para una colección romantiquísima a la que sólo el diseñador libanés podría haber introducido influencias egipcias de forma tan sutil. Los escotes de los diseños fueron variados, aunque los profundos dominaron la colección. Un apagón dio vida al piano nuevamente. El remate: un diseño nupcial que el público no resistió aplaudir.

Sueño de una noche parisina por Dior

Maria Grazia Chiuri presentó su primer colección de alta costura para Dior recreando un bosque encantado en el Museo Rodin. Tocados florales y de plumas, máscaras temáticas, hoods y la mágica música de Camille Saint-Saëns, fueron los detalles que -junto a una escenografía muy bien lograda- trasladaron al público dentro de un cuento digno de los hermanos Grimm.  En el makeup se asomó una tendencia: el dot eye-liner, adoptada como un detalle sutil. A la simplicidad y feminidad clásicas de la marca se le sumaron apuestas de estampas únicas e intervenciones florales que consagraron a la flamante directora creativa.

Zuhair Murad 

Tomando como referencia el reconocido festival de fuegos artificiales de la isla Miyajima en Japón, el diseñador -también libanés- presentó una colección en la que cristales hicieron explosión en diseños negros que hicieron transición al blanco a través de colores vibrantes. Faldas amplias, pliegues, escotes strapless e infinidades de detalles dieron intensidad a cada pasada.

Simplemente Valentino

Tras la ida de su dupla creativa a Dior, Pierpalo Piccioli se inspiró en las diosas griegas para armar una colección sobria, de tonos neutros, fríos y algo apagados con detalles sutiles  y dos looks intensos, uno rojo y otro fucsia. Las siluetas relajadas dieron un toque naïf a la colección, que se enfocó más en técnicas textiles  y en estampados florales que aparecieron, optimistas, en algunos vestidos. 


Por Mar Hernandez Roque y María Paula Lauria

 

Un comentario en “PARIS HAUTE COUTURE SS2017: ODA A LA FEMINIDAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s