Este mes la primera dama, Juliana Awada, posó para la portada de Vogue Latinoamérica. Con la elegancia y la sutileza que la caracterizan, nuevamente centra las miradas internacionales sobre el país.

Awada es una referente de la moda en argentina y también en el exterior. Con un marcado estilo classy, la primera dama hace eco de la frase ‘menos es más’.

En abril fue mencionada en la tapa de Vogue España, en una edición especial sobre el diseño argentino. Mientras, en la tapa de julio de Vogue Latinoamérica, luce un largo vestido blanco del argentino Juan Hernandez Daels, con la quinta presidencial como escenario.

Dueña de su propia marca de ropa, Awada, busca destacar e impulsar el diseño textil local. En ocasiones luce diseños propios, y otras veces opta por diseñadores como Laurencio Adot, Tramando, Evangelina Bomparola, Ménage à Trois, Gabriel Lage, o El Camarín.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según Kelly Talamas -directora editorial de Vogue Latinoamérica- Juliana es la segunda “primera dama” en la portada de la revista, dado que en 2013, María Clemencia Rodríguez de Santos -primera dama de Colombia- fue tapa de la edición latina.

Además, para Anna Wintour –directora editorial de Vogue US-, Awada es “una de las mujeres más elegantes del ámbito de la política internacional.”

Por su tono de piel y de cabello, los colores que elige se mantienen en la gama de los neutros – blanco, nude, o gris-, y le otorgan a su imagen personal prolijidad, pulcritud, inocencia. Cabe destacar que Juliana Awada no tiene estilista, sino que ella misma se encarga de armar sus looks.

Para eventos especiales, elige tonos que resalten sus líneas, con verdes o plateados, siguiendo en sintonía con colores discretos. Alegando a su sencillez, limita su uso de accesorios.

En sus apariciones públicas, se caracteriza por llevar un makeup suave, y su cabello al natural –ondulado-, aunque para actos protocolares es usual verla con un recogido.

En la cotidianidad, elige looks casual chic. Conjuntos cómodos como ser flats, jeans y blazers.

#ZOOM

El estilo e impronta de la primera dama argentina son lo que la catapultan a la portada de la ‘Biblia de la moda’. Michelle Obama, esposa del presidente Barack Obama, también fue tapa de Vogue Estados Unidos en 2009 y 2013. Con su perfil clásico, la first lady busca resaltar su figura vistiendo prendas tanto de Carolina Herrera como de marcas más accesibles –y que la acercan a la gente- como H&M.

Vogue US también tuvo en su portada a Hillary Clinton– actual candidata demócrata a la presidencia- en 1998, vestida por Oscar de la Renta. Tanto Clinton como Mrs. Obama fueron fotografiadas en la Casa Blanca por la mítica Annie Leibovitz.

Cruzando el Atlántico, Carla Bruni Sarkozy –ex primera dama de Francia, protagonizó la portada parisina de Vogue en 2012.


Colaboraciones

  • Redacción: Carolina Estévez Núñez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s