‘La belleza es diversidad y yo viajo por el mundo para descubrirla’, es el slogan diario de Mihaela Noroc, una fotógrafa de Rumania  que captura imágenes de mujeres inmersas en sus culturas alrededor del globo con el fin de demostrar que la belleza está en todas partes.

Su proyecto se llama The Atlas of Beauty -El Atlas de la Belleza-, y sus fotografías son evidencia de que no hay un único tipo de belleza.

Mihaela tiene 30 años y nació en Rumania. Hace 3 años viaja por el mundo cumpliendo un sueño, con una mochila y una cámara.

 En 2013, Noroc renunció a su trabajo y comenzó un pequeño proyecto personal: The Atlas of Beauty. Al principio sólo era conocido en Rumania, pero luego derivó en un suceso más grande de lo que jamás imaginó. Personas de todo el planeta le enviaban emails y veían sus fotos.

‘Al principio sentí mucha presión, pero después entendí que debía trabajar más, capturar más diversidad y así poder enviar realmente un mensaje que sería escuchado’.

 The Atlas of Beauty es un proyecto fotográfico que consiste en retratos de mujeres con escaso maquillaje y dentro de su entorno natural.

 ‘Hasta ahora, he sacado fotos de mujeres en más de 45 países y día tras día trato de traer más diversidad al proyecto’, comenta Mihaela. Posee fotografías de todos los continentes excepto la Antártida.

Ha hecho fotos en las fabelas brasileñas, en áreas desoladas de Afganistán, en Estambúl, en una mezquita Iraní, en duros vecindarios de Colombia, en la meseta tibetana, en el centro de Nueva York, en Corea del Norte, en la selva amazónica, en el Mar Báltico.

 Mihaela prefiere fotografiar rostros al natural, sin demasiado makeup y siempre concentrándose en el entorno que la rodea. Confiesa que en las ocasiones más frecuentes sólo cuenta con 30 segundos para hacer la foto, luego de haber conocido una mujer en la calle. Aunque otras veces, puede pasar una hora retratándola y escuchando su historia.

 ‘Cuando saco fotos, converso mucho, trato de hacerla sentir especial, orgullosa y única. Hablo 5 idiomas y eso me ayuda mucho, pero en algunos países, hablar se convierte en el lenguaje del cuerpo’.

 Resulta que muchas de las personas a las que captura con su lente, es la primera vez que están frente a una cámara profesional, y eso facilita que las fotos sean más auténticas.

‘Trato de bucear en sus ojos a través del lente de mi cámara, porque los ojos nunca mienten’.

‘A través de mis fotografías quiero capturar el sentimiento de calidez y serenidad que es tan específico de las mujeres y viene del balance de toda la negatividad que vemos en los medios. La belleza puede enseñarnos a ser más tolerantes’.

En los medios de comunicación se observan, a diario, conflictos de guerra y de miedo. La gente discute y pelea porque es diferente, por distintas religiones, culturas y razas. ‘Hoy más que nunca, el mundo necesita un Atlas de Belleza que muestre que la diversidad es algo hermoso, no un motivo para conflictos. Creo que la gente debería estar orgullosa de su cultura, deberían preservarla y al mismo tiempo deberían respetar y apreciar a otras’.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 La fotógrafa espera que sus retratos del Atlas de Beleza puedan desafiar esos conceptos erróneos que existen alrededor del globo. Además, espera que este proyecto sirva para que más personas se den cuenta de que las mujeres merecen más respeto.

‘Con mis viajes he notado mucha discriminación en relación con ellas y con mis fotos trato de promover un cambio. En The Atlas of Beauty, la mujer común y corriente representa con orgullo su cultura, su entorno y su país. Confían en sí mismas, entienden lo especiales que son y la gente que tienen alrededor se vuelve más respetuosa’.

Mihaela Noroc deja en evidencia que para ella, la belleza está en todas partes. No es cuestión de cosméticos, dinero, raza o estatus social, sino que es sobre ser uno mismo. ‘Las marcas globales nos hacen creer que todos debemos comportarnos igual, pero todos somos hermosos porque somos distintos’, expresa la fotógrafa.

 Su objetivo es seguir sacando fotos de mujeres de todos los países al rededor del mundo, para poder hacer del Atlas de la Belleza un espejo de las diversas sociedades y una inspiración para que las personas permanezcan auténticas. ‘Yo creo que todos deben cultivar su propia belleza en vez de copiar algo en lo que no encajan. Al final, ser original es mejor que ser una copia’.

A su vez, Mihaela también cree que todos deberíamos aprender a ser nosotros mismos pero sin olvidarnos de dejar ser a las otras personas. ‘Talvez dentro de 50 años todas las mujeres del mundo se vistan y actúen iguales. Espero que mi proyecto se mantenga como un testigo de ésta época de diversas culturas’.

Aunque ahora el proyecto es famoso, ‘sigo siendo la misma persona común de antes, con la misma mochila que cuando empecé mi viaje hace 3 años. Aún amo explorar la belleza inexplorada que descansa en mujeres comunes’. Para 2017 espera poder sacar a la venta la primer edición de The Atlas of Beauty, creando un universo de diversidad proponiendo 2 portadas.

Mihaela ahora está en Rusia, y a diario muestra su viaje por el mundo a 148k de seguidores a través de su cuenta de Instagram y Facebook

Más información sobre ésta fotógrafa y The Atlas of Beauty en la website oficial


Colaboraciones

  • Fuente: Mihaela Noroc
  • Redacción: Carolina Estévez Núñez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s