Caminar por la avenida 9 de Julio es sinónimo de alboroto. Uno que se extiende por todo el centro de la ciudad. Hasta que en Suipacha 658 – en la Fundación OSDE -, uno atraviesa un piso damero y sube a la 1ª planta por unas escaleras alfombradas, con barandilla de hierro.

Se respira otro aire, más calmo. El de la moda y el arte fusionados. El de una visión compartida.

Se trata de Magia Negra de Pablo Ramírez y los fotógrafos Luciana Val y Franco Musso. La muestra se expuso por primera vez el año pasado en Rosario y se titula así tras la obra del mismo nombre publicada por Paul Morand – íntimo de Coco Chanel – en 1928, sobre la atracción que producía el mundo negro al blanco.

Periodistas, bloggers, amigos y críticos con libretas y smartphones estaban atentos en esta edición de Mercedes Benz Fashion Talks mientras el diseñador declaraba:

“Podemos trabajar juntos porque compartimos un mismo lenguaje”

A lo que Val agregó “No hay asperezas (…) logramos una dinámica creativa de la que todos formamos parte”.  Si bien son perfeccionistas, se manejaron para sacar lo mejor de ello entre los tres : “Nos une la obsesión” bromean.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la sala histórica encontramos el tapado de cuero – diseñado para el concurso “Diseñador 2000” en 1999 –  que significó la génesis del negro como sello de Ramírez. Además, en esta sección se evidencia la primera colaboración entre los tres artistas en 2002 para la colección Patria.

En frente, una serie de vestidos que llegaron a desfilar por el Teatro Colón. Mientras que en el centro del salón se expone en modo de circunferencia la más variadas representaciones del LLB (Little Black Dress), que reafirman la estética del diseñador: elegante, misteriosa, sencilla y femenina.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La serie Eliana, que juega con la de-saturación, enfrenta a la serie Cameron y a medida que se sigue el recorrido, aparecen algunos indicios de surrealismo. Es así como a través de un pasillo se encuentran fotografías editoriales inspiradas en el estreno del film Alicia en el país de las maravillas. Esta fue la segunda colaboración Ramírez, Val y Musso en 2010 – tras la vuelta de París de los fotógrafos.

“Antes que nada, Pablo es un ilustrador”

A pesar de que nos les encante exponerse, los artistas se desenvolvieron de forma muy clara a lo largo de un recorrido guiado y coordinado por la curadora María Laura Carrascal, quien hizo énfasis en la importancia de la relación del espacio arquitectónico con la muestra. Particularmente en la sala en donde cuelgan, contundentes, cuatro capas rojas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Caperucita aquí es misteriosa; ambivalente entre el bien y el mal. Haciendo referencia a unas fotografías de estas prendas junto con una figura negra, Pablo dijo: “Ese no es un maniquí, es la modelo Lali Rossi [cubierta en negro de pies a cabeza]. Así logramos que la imagen fuera perturbadora. También lo fue fotografiarla (…)”. En el mismo sector, está la serie La Casa – de un fashion film no concretado.

Al final de la muestra, detrás una cortina negra,se presenta el corto La intrusa que invita a la literatura a este diálogo entre tantas otras artes.

Realizada con diferentes métodos análogos, las Mujeres Lorca fueron filmadas a través de Super 8 mm buscando el contraste entre blancos y negros, para las Mujeres Ocampo también utilizó celuloide pero enfatizando la escala de grises y por último, las Mujeres Puig se registraron en VHS.

La muestra seguirá al alcance de los espectadores  hasta el 30 de Abril de este año.

 

PH: Diego Rojas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s